miércoles, 8 de junio de 2016

La grandeza del Caso

Ayer se terminaba la primera temporada de El caso en TVE y yo no puedo más que comenzar esta entrada pidiendo su renovación y no sólo porque se quedara todo en el aire, sino porque la serie lo merece y durante trece episodios no ha hecho más que crecer y demostrar lo sumamente bien orquestada que está y lo diferente a otras series españolas que es.

Y es que El caso es una de esas pocas que sabe aprovechar la larga duración de las series españolas a su favor y sin que se note las tramas de relleno para llegar a la hora y pico de episodio. De hecho, es precisamente su duración lo que ayuda a que pueda desarrollar el caso de forma no sólo entretenida, sino compleja y que juegue con el espectador a deducir qué está ocurriendo, al igual que hacen los protagonistas. Muchas veces en los procedimentales americanos los casos no tienen ese factor complejidad, más que nada porque los cuarenta minutos por episodio no permiten mucho margen de maniobra.


Además, en El caso también encontraban tiempo para dedicarle no sólo al caso del Asesino del Rosario, sino también a los personajes que conforman ese universo tan variado donde viven los protagonistas. Y eso, en mi opinión, ha sido otro acierto porque el elenco de personajes de El caso no sólo funciona, sino que todos son muy interesantes, al igual que sus relaciones.

Porque El caso demuestra cariño por sus personajes, dándole sus propias historias y desarrollando sus situaciones. Salvo Aparicio, se ha explorado las situaciones de todos los personajes de la redacción, incluso la de Aníbal que no era uno de los que más protagonismo tenía en un primer momento. Y, encima, cada una de esas historias servía para hablarnos de algo diferente, ya fuera algo más de la época, como algo más universal: el problema de estar endeudado de Germán, Aníbal teniendo problemas con el Opus, Paloma siendo madre soltera, Rodrigo y su matrimonio fallido, la independencia de Margarita...

Quizás no han sido tan brutales como deberían, estando la serie ambientada en plena dictadura franquista, pero creo que con eso se ha ganado en el factor encanto. Además, yo creo que han sabido usar la época muy a su favor: sin hacer una serie que fuera una crítica constante o un drama constante, pero sí usando los elementos de la dictadura para complicar la vida de los protagonistas, la publicación de la revista e incluso la investigación de ese caso a largo plazo que es el de Santa Cruz.

Vamos, que la dosis de crítica al régimen era la justa y la necesaria, siendo más una herramienta para contar la historia que viceversa y eso me ha gustado.


Sobre todo porque también ha servido para poner a los personajes en situaciones de riesgo (Germán a punto de ser condenado al garrote porque un policía le tiende una trampa, la pareja de franceses a punto de ser ajusticiados cuando eran una mísera cabeza de turco…) y, también, para justificar perfectamente el que el caso del Asesino del Rosario avance muy poco a poco. ¿Cómo va a hacer Jesús avances si el propio gobierno protege al asesino? Por cierto, golpe maestro que Santa Cruz sea alguien bien relacionado hasta el punto de que su primera víctima sea la hija de los guardeses del Pardo. Toma ya.

Es también digno de admiración lo bien que emplean la carta de Santa Cruz, ya que apenas le hemos visto, pero durante toda la temporada ha sido una presencia constante e inquietante, dándonos escenas de auténtica tensión: la visita en mitad de la noche a Clara, el ataque contra Rebeca... Vamos, es escuchar su musiquita y yo ya me ponía nerviosa.

Y, como decía al principio, en el estupendo final de temporada no se resolvió el asunto, no estamos un poco más cerca de resolver el caso, por mucho que Jesús y Camacho hayan descubierto que hubo una víctima previa a Asunción Montenegro. Lo que no sería tan malo, si el maldito Santa Cruz no siguiera con su juego de torturar a Jesús, amenazando ahora a Clara y Montenegro, a quien yo llamo, al igual que Jesús, Peluso porque no se puede ser más amor que ese chico.


O sea, por favor, tiene que haber segunda temporada para que se resuelva tanto eso como los otros cliffhangers que empezaron a marcarse: desde Rodrigo detenido y con un consejo de guerra ante sí (en serio, miedo me da que Rodrigo es mi favorito y eso suele ser muy malo para el personaje), hasta la posibilidad de que Gerardo haya muerto, lo que tampoco te aclaran demasiado. Vamos, que espero que TVE me renueve de una tacada tanto El caso como El ministerio del tiempo porque ambas se lo merecen y yo necesito más episodios.

Porque, como no me canso de repetir, El caso ha demostrado ser una serie muy buena, con personajes estupendos y que contaba mensajes que a mí me gustaban mucho.

Porque nos han hablado del amor como debe hablarse, sin que haya víctimas o verdugos, sino personas que cometían equivocaciones, pero que tampoco deseaban herir a nadie. Como ese Jesús enamorado de Rebeca, pero incapaz de darle lo que ella deseaba y haciéndose a un lado porque sabía que Camacho sí podía ofrecérselo. ¿Se puede hacer algo más bonito? La verdad es que la dinámica entre los tres me ha encantado, con los dos antiguos amigos enamorados de la misma, ella siendo muy clara y ellos condenados a entenderse.


Bueno, a mí el personaje de Camacho me ha encantado, me ha parecido uno de los más complejos. Quizás su papel no era el más agradecido, porque a veces era enemigo, a veces un amigo desagradable, pero también es cierto que nunca tienes demasiado claro por dónde va a salir y que el conflicto entre querer medrar, hacer justicia y la lealtad a Jesús y Rebeca es interesante.

Al igual que me ha gustado mucho cómo han enfocado la complicada situación sentimental de Clara. Por mucho que haya sufrido, Clara nunca se ha dejado llevar por la rabia, ni ha intentado herir a nadie, lo que le ha llevado a soportar carros y carretas. Y me ha gustado mucho que no se haya retratado a Gerardo como un cabrón, que habría sido lo más fácil, sino como una víctima de su época al que la sociedad no le dejaba ser ni él mismo, ni feliz. El pobre Gerardo daba mucha pena porque en ningún momento pretendía herir a Clara, incluso intentó arreglar las cosas y es terriblemente injusto que la culpa sea de esa sociedad arcaica y odiosa.

Aparentemente, Gerardo ha muerto en el accidente de tren, pero Clara ha notado alguna cosa rara, así que a mí me gustaría que siguiera vivo y que desarrollaran esa historia de amor con Cabrera, que se ha insinuado más que mostrado. Jolín, que Gerardo me da ternurita y quiero que sea feliz, al igual que quiero que Clara sea feliz.

Que, por cierto, me ha parecido todo un acierto que la relación de Clara con Peluso vaya poco a poco, en parte porque era lógico (bastante tenía Clara con superar el engaño como para meterse en otra relación), en parte porque así es más original y en parte porque creo que así sí pueden construir una historia de amor y no sólo de despecho. Sería muy sencillo para Clara aprovecharse de los evidentes sentimientos de Miguel para vengarse de Gerardo u olvidarse o tener eso que él le negaba al no sentirse atraído por ella, pero no lo hace y yo creo que eso mola mucho.


Porque en El caso nos han contado que el amor se basa en el respeto, en estar en sintonía con la pareja, admirarla y estar para lo bueno y para lo malo y eso mola mucho. Porque no sólo Jesús se hace a un lado porque sabe que no puede darle a Rebeca lo que quiere, sino que Clara está ahí para Gerardo y respeta a Miguel y Rodrigo y Paloma han demostrado estar para el otro ocurra lo que ocurra.

Es curioso porque al principio la historia de estos dos parecía un cliché (el jefe que está con la secretaria a escondidas, si es que hasta le llega a poner un piso), pero con el paso de los episodios hemos visto que no era una aventura, ni un capricho, sino que se querían. Rodrigo ha luchado por la nulidad matrimonial para estar con Paloma, ha adoptado a su hijo como suyo y le ha defendido con uñas y dientes, mientras que ella también le ha defendido a él y le ha ayudado constantemente. De hecho, la petición de matrimonio fue muy bonita, a pesar de que la interrumpieron, y el detalle del anillo me llegó a la patata.

Jolín, hay que salvar a Rodrigo para que nos vayamos de boda. ¡Maldita sea!


Bueno, y para acabar este repaso a la primera temporada de El caso (que me está quedando larguísima, lo sé, ¡pero hay mucho de lo que hablar!), sólo me falta señalar lo sumamente bien que está el reparto. Todos cumplen con su papel de maravilla, el buen rollo traspasa la pantalla y es que, encima, saben sacar partido a sus personajes, los cuales nunca me cansaré de alabar, porque, en serio, ¿se puede molar más que ellos? Si es que es la típica serie donde nunca terminas de tener muy claro cuál es tu favorito... Vale, antes he dicho Rodrigo, pero yo tengo un crush muy grande con Fernando Cayo. Y, vamos, que no es como si no adorara a Margarita, Clara, Jesús, Paloma, Germán...

Pues eso, que ojalá nos den una segunda temporada. Que espero que así sea porque necesito que esos cliffhangers se resuelvan y, encima, la audiencia ha sido muy regular.

No, en serio, ¿qué esperan para renovar tanto El caso como El ministerio del tiempo?

PD: En realidad, quiero creer en esa teoría de la conspiración de que están renovadas, pero TVE está esperando a ver qué pasa con Imanol Arias y Ana Duato para pronunciarse sobre Cuéntame y por eso no tenemos noticias. Soy más feliz así, ¿vale?

4 comentarios:

  1. Lo de los guardeses del Pardo ha sido un girazo del 15! Porqué no hablará Camacho con Jesús sobre que López-Dóriga sabe cosas? Joer! Y Clara cuando se entere espero que mole mil!!
    Sobre Gerardo pues sí huele muy raro para mi que no iba en el tren o el que iba es el militar! A ver por dónde salen! Fijo desaparece y cuando esté rehaciendo su vida con Miguel aparece para liarla! Previsible a más no poder que espero que no se cumpla!
    Camacho me encanta cuando se china en los interrogatorios y suelta Frases Lapidarias como amenazas! Antonio Garrido lo clava me mola muchísimo!
    A ver qué tal su matrimonio con Rebeca que espero no deje de trabajar porque se haya casado...
    El boxeador me encanta el capítulo del boxeo me moló muchísimo cómo está rodado espero que tenga más protagonismo. Sigo sin creerme que dejase paralítico al policía si el tipo se movía en el suelo no? Lo mismo el actor tenía la pata chunga y se lo sacaron de la manga porque a mi no me encaja... Ya podría haber vuelto a salir el crío que quería denunciarlo que me pareció muy bonico.
    Ojalá renueven por una 2aT han dejado cosas en el aire muy interesantes como lo de Rodrigo (si Cayo se sale y sus frases años 60 molan mucho!). Y también quiero más Ministerio del tiempo! Sobre Cuéntame pues a saber qué pasa lo mismo siguen sin Ana e Imanol? Una pena que los dineros empañen una serie tan enorme y tan buena! Lo que TVE no debería hacer es series malas como El hombre de tu vida y las nuevas que prepara que pintan muy mal de antemano. Y ya el colmo anunciar Los misterios de Laura versión USA! Vergüenza ninguna!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que, aunque Camacho quiere atrapar a Santa Fe, tampoco quiere poner en riesgo su puesto si no es una buena razón y, total, Jesús ya sabe que es alguien importante que cuenta con la protección del gobierno.

      Mmm, yo he pensado que Gerardo iba en el tren, sobrevivió y ahora está anmésico y aparecerá en la T2 cuando Clara esté con Peluso o vaya a darle una oportunidad. Soy una reina del drama, jajaja.

      No me pega que Rebeca deje de trabajar por estar casada, pero sería una trama interesante el que Camacho ahora quiera que sea más convencional y ella se rebele.

      O puede que el actor sencillamente se moviera cuando no tenía que hacerlo. Javier Collado se movía estando muerto en Sin tetas, esas cosas pasan, xDD.

      TVE se ha lucido en un par de semanas, lo de Los misterios de Laura es para metérsela por donda haga pupita. Y entiendo que no sepan qué hacer con Cuéntame, pero ya podrían decir algo del Ministerio y El caso. De hecho, deberían renovarlas porque tienen una audiencia fiel y por encima de la media y calidad. Además, Águila Roja se acaba en la próxima temporada, Seis hermanas no es que lo pete precisamente (no comprendo cómo la mantienen con la pasta que debe de costar en reparto) y ya no tienen ninguna asentada, así que espero que eso juegue a favor de estas dos.

      Y, lo que dices, las nuevas que han anunciado tienen una pinta de cutre...

      Eliminar
  2. El caso es una excelente serie... quedamos atrapados. Espero continúe. Desde Argentina consideramos que sus historias reales de aquellos tiempos difíciles, tan bien recreadas por sus escritores, directores y actores tiene bastante para contar todavía.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también espero que renueve, crucemos los dedos.

      Eliminar